Durante los meses de mayo y junio del año pasado tuve la oportunidad de participar en el programa para visitantes extranjeros sobre Administración de Cortes, organizado por la Agencia Internacional para el Des

arrollo (A.I.D.). A partir de esa experiencia que se enriqueció con las conferencias, debates y entrevistas realizadas a los jueces de las Cortes federales y estaduales como así también representantes de instituciones privadas ligadas al sistema judicial norteamericano, quiero referirme a la figura del mediador, sus deberes y aptitudes.

El mediador es un tercero neutral entrenado para brindar asistencia a las partes en el proceso de búsqueda de soluciones aceptables y satisfactorias para ambas. ¿Cuál es el rol que cumple? Su desempeño se basa primordialmente en escuchar atentamente a los disputantes e incentivarlos hacia un diálogo franco, de exploración honesta de posibilidades para un acuerdo mutuo.

A los disputantes e incentivarlos hacia un diálogo franco, de exploración honesta de posibilidades para un acuerdo mutuo. Como condición previa, debe informar a las partes en la reunión inicial cuáles son las características del proceso de mediación y las reglas de juego a que deberán atenerse en caso de optar por esta técnica alternativa de resolución de conflictos. Lograr un acuerdo consensuado dentro del clima creado y mantenido es el otro objetivo, cuyo límite en acercar a las partes llega hasta donde la voluntad negociadora de ellas lo permita. 0 sea que de producirse un estancamiento o una ruptura definitiva de las relaciones, el mediador debe sugerirles que den por terminado el procedimiento a fin de evitar la prolongación de discusiones que desgastan los ánimos y generan mayores costos.

La forma en que el mediador desempeñe sus deberes profesionales revelará sus condiciones en lo que hace a su carácter, intelecto, creatividad, habilidades técnicas, valores morales y desarrollo social y comunitario.


A los disputantes e incentivarlos hacia un diálogo franco, de exploración honesta de posibilidades para un acuerdo mutuo. Como condición previa, debe informar a las partes en la reunión inicial cuáles son las características del proceso de mediación y las reglas de juego a que deberán atenerse en caso de optar por esta técnica alternativa de resolución de conflictos. Lograr un acuerdo consensuado dentro del clima creado y mantenido es el otro objetivo, cuyo límite en acercar a las partes llega hasta donde la voluntad negociadora de ellas lo permita. 0 sea que de producirse un estancamiento o una ruptura definitiva de las relaciones, el mediador debe sugerirles que den por terminado el procedimiento a fin de evitar la prolongación de discusiones que desgastan los ánimos y generan mayores costos

Este principio también es aplicable aun en los supuestos en que un abogado actúe en calidad de mediador. El mediador tampoco es un sustituto pertinente en los casos en que se precise asistencia terapéutica. En tales circunstancias debe informar y, orientar a las partes para que ellas la obtengan, inclusive cuando en virtud de su profesión el mediador pudiera estar habilitado para dichas tareas. Su rol como mediador es excluyente de otras aptitudes o certificaciones profesionales que tuviera y no puede ejercerlas al momento de mediar.


Comparte en

Twitter

Tweet

CColaboración Civica

@ccolaboracionc

"Las #ÁreasNaturalesProtegidas son espacios participativos de gestión ambiental ¡y necesitan un presupuesto adecuado… https://t.co/D3qHx78KEu"

jun. · 05 · 2020

Tweet

CColaboración Civica

@ccolaboracionc

"La perspectiva de género es un elemento central de la transición energética justa."

jun. · 03 · 2020

Tweet

CColaboración Civica

@ccolaboracionc

"La transición energética justa requiere de la apertura y el diálogo multisectorial"

jun. · 03 · 2020

Twitter Logo

Síguenos en

@ccolaboracionc
Logo CCC
2019 © Brand Industry
Todos los derechos reservados.
Map pin

Cádiz Norte #25. Col. Extremadura Insurgentes.
C.P. 03740. Ciudad de México, México.

Teléfono

52 86 64 40 / 52 86 48 99